Me aburrí: Tiro la toalla

Tiro la toalla – Vicios y pensamientos
Ya está. Tiro la toalla. Me cansé. Me cansé de intentar entender a la gente. Me cansé de entender por qué la gente deja de hacer cosas que le gustan, por miedo.
El miedo es la “perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario“.
Y tiene que ser imaginario, porque aún no conozco a nadie que adivine el futuro. Entonces me cuesta entender a la gente que se pone el parche antes de la herida. Y como me cuesta mucho, tiro la toalla. Lejos. Muy lejos. Me faltan energías para seguir intentando entender gente que no quiere que la entiendan. Gente que vive con miedo a vivir. Bastante tengo yo con intentar vivir mi vida alejando el miedo, porque es obvio que yo también tengo miedo. Todos lo tenemos. Obvio que el futuro provoca incertidumbre y la posibilidad de sufrir, más. Pero yo no pienso dejar que el miedo paralice mi vida. No quiero llegar a los 80, con reuma y artritis, para mirar atrás y darme cuenta de que ha sido el miedo quien ha vivido mi vida.
Pero no os equivoquéis. No tiro la toalla con vosotros. La tiro conmigo. Ya sabéis que siempre estaré para una cerveza, una conversación o arreglar el mundo. Pero por dios, por favor, no me pidáis que entienda que vivís con miedo. Porque no puedo. Me tengo por una mujer inteligente. Y con cosas como ésta, me creo que no lo soy. Pero no. No soy yo. Lo que pasa es que soy una kamikaze pelotuda que se lanza hacía adelante, pensando en que todos dan lo que reciben. Y no. Que todos viven intentado alejar el miedo. Y tampoco. Creo que la mezcla perfecta es tirar la toalla y sacar a la zorra mala que llevo dentro.
Porque igual soy yo. Igual lo normal es vivir con miedo y no lanzarse a la aventura. Pero yo ya viví con miedo. Viví meses con miedo a perderlo todo. Y lo perdí. Y casi me cuesta la salud. Así que me niego. Me niego a dejar que el miedo de nuevo viva por mí. No sé cuánto me queda, pero tengo muy claro que lo que queda, lo quiero vivir. Lo quiero disfrutar. Lo quiero pasar bien. Quiero elegir yo todo lo que pueda. Porque la vida ya es bastante mierda y puta para dejar de hacer lo que me gusta, por miedo.
Gente, el miedo, por donde la cerveza sin alcohol y el café sin cafeína.
Anuncios

6 comentarios sobre “Me aburrí: Tiro la toalla

  1. Muy buena reflexion. Vivir sin miedos es imposible, va con el ser humano. Lo que hay que intentar es que nos influya lo menos posible en nuestras decisiones en la vida, minimizarlo al máximo, esa es la clave.

    Me gusta tu blog, yo también tengo uno donde opino de diferentes temas. Te he añadido a mi lista de blogs, me gustaria que me añadieses a la tuya también. Este es:

    http://deacuerdoqueno.blogspot.com/

    Un saludo!!

    Me gusta

  2. Hermoso como escribes amiga, muy hermoso.
    Te diré lo que pienso yo. El miedo es parte inherente a la vida, junto a la piel, y el resto de las emociones. No es por tanto reprochable sentirlo puesto que es ajeno a nuestra inteligencia y control. Es parte de la supervivencia además, ¿te imaginas que avanzásemos toda la vida como los niñ@s que fuimos? Los niños “se lanzan sin paracaídas” porque aún no sintieron el dolor… lo van sintiendo a lo largo de su crecimiento hasta que acumulan miedos, hasta que se hacen adultos. Hasta que se golpean en los dos sentidos, el físico y el emocional.

    Yo… soy consciente de mi miedo, así como leo que lo eres tú, y efectivamente trato de no dejar que me paralice. Trato. Intento. Y por el momento, por no tener miedo, sigo viviendo y experimentando… ¿y sabes qué?… que precisamente por eso… me sigo golpeando. Pero no me importa, porque mi filosofía de vida es precisamente esa, vivo para avanzar aunque con ello me golpeé. Pero esa soy yo y mi elección de vida. Cada uno elije su propia filosofía a razón de lo dispuesto que esté de seguir golpeándose.
    Muá, belleza.

    (Soy Isa de la Toree, pero no sé cómo hacer para que aparezca mi perfil.)

    Me gusta

  3. En silencio
    Con prudencia
    Absolutamente humilde
    recojo la toalla del suelo.
    Ni siquiera pretendo que la vuelvas a usar. Solo te la acerco a tu lado por si quieres volver a mirarla… por si quieres volver a replantear tu diagnóstico…
    No pretendo llevarte la contraria. No me atrevería. Tú misma has dicho que eres demasiado inteligente.
    Pero quiero que entiendas lo del miedo;
    su importancia;
    sus consecuencias;
    porque es el nudo que ahoga a la humanidad desde las tinieblas tenebrosas de ignorancias ancestrales.
    El miedo es un instinto, como sabes, surge de la parte más profunda y primitiva del cerebro y tiene que ver con la supervivencia. No se procesa en la corteza, por tanto, en la parte inteligente y más evolucionada de la mente.
    Es decir, se trata de una fuerza demasiado poderosa, demasiado potente, demasiado incontrolable, como para ignorarla.
    Y por supuesto que no la han ignorado quienes están interesados en usarla a su favor

    ¿Miedo a la muerte? Vendámosles muy cara la ETERNIDAD
    ¿Miedo al futuro? Hagamos que nos compren la SEGURIDAD
    ¿Miedo a no ser aceptados socialmente? Diseñemos los CONVENCIONALISMOS de sus vidas
    ¿Miedo a decidir por sí mismos? DECIDAMOS NOSOTROS POR ELLOS

    El miedo, Carol, es la palanca más eficaz para poder asesinar la libertad. Para el abuso más miserable y la injusticia. Pero si se consigue vencer, es como convertirse en invulnerable e inmortal. Por eso asusta tanto (ahora a ellos, los verdugos) las personas que no tienen miedo y han decidido simplemente ser LIBRES
    Pero hay muy pocos privilegiados que logren vencer el miedo…
    ¿Sabes por qué? Porque la mayoría tienen miedo de sí mismos y de sus propias inseguridades… Pero la tragedia es que ese miedo primigenio es suficiente. Porque una vez INFECTADO, ya todos los demás miedos se abrirán paso y si te dejas vencer…
    Habrás vendido tu alma…
    Habrás vendido tu vida…
    ¿Lo ves? ya puedes, tal vez, volver a coger la toalla, aunque esté empapada de tristeza…

    Me gusta

  4. Como siempre tan acertiva en tus comentarios y en tu forma de ver la vida, estoy contigo, hoy y siempre, vamos que se puede, eres grande y valiente y lo has demostrado con creces, te quiero mucho, cmu

    Me gusta

  5. Ya sabes que no es cuestión de inteligencia, como bien dices no eres tú. Es el concepto que tienes de las relaciones sociales, sean del tinte que sean. Piensas que lo lógico es dar y recibir, hacer lo que te apetece (sin perjudicar, obvio) y sentir, fluir… que pensar en el otro, apoyarle cuando está bien/mal, interesarte por lo que le pasa, por lo que siente, o simplemente que sepa que estás ahi con un simple hola!, es lo natural, lo que se espera del otro. Pero el problema es ese. Que esperamos algo de los otros, y es inevitable. Pero debemos aprender a no esperar nada de nadie. Nos vamos a llevar menos chascos, menos comeduras de tarro y menos decepciones.
    Las dos sabemos a qué tipo de gente atraemos. Vampiros emocionales que nos chupan la energía, que aprovechan nuestras buenas intenciones y nuestra forma de ser. Y en lo que sí somos poco listas es en no decir: STOP. Hasta aquí. YA NO MAS.

    Como dice la canción:
    … Hoy vas a ser la mujer
    que te dé la gana de ser
    hoy te vas a querer
    como nadie ta sabido querer.
    … una mujer valiente, una mujer sonriente..”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s