Las musas son muy putas

Las 9 musas

Ay las musas qué putas son. O los musos.

Hay veces que tienes ganas de escribir, pero miras el papel y quien dice papel dice pantalla, en blanco y nada. Y quieres, eh, porque tienes un montón de cosas que soltar, pero por más que lo intentas, no te sale. Y eso, son las musas. O los musos. Que son muy putas. O putos. Porque están ahí, las sientes y las notas, pero cuando las quieres despertar y sacar de su letargo, ellas se ponen a hibernar. Porque quieren y porque pueden. Y claro, como a ti también te gusta hacer lo que quieres, pues no insistes. Y las dejas. Porque son muy putas. O putos. Pero son unas putas traviesas. Juguetonas. Juguetones. Como los duendes que ayudaban al zapatero. Están ahí escondidas y trabajan y escriben mientras yo descanso. O lo intento. Digo que lo intento porque si las musas, o los musos, duermen dentro de mí y se despiertan cuando yo duermo, igual es que no duermo. ¿No? O sea, no sé si me explico, pero si parte de mí está despierta mientras yo se supone que estoy durmiendo, lo mismo es que no estoy durmiendo, no?

Y ahora, justo ahora, es cuando empezáis a pensar que se me terminó de ir la olla. Musas que inspiran mientras duermes. Y escriben por ti. JÁ.

Real como la vida misma. Y no, no es que sea bruja, aunque lo parezca… Y la verdad es que (no) siento  defraudar a algunas que prefieren creerlo. Pero esto nada tiene de brujería, aunque lo parezca. Todo siempre es más sencillo de lo que parece, menos anormal de lo que se quiere creer, más fácil de explicar y menos rebuscado. O eso quiero creer.

¿Cómo lo sé? Sencillo, como todo lo que parece que no lo es. Hoy cuando desperté por la mañana, sí a eso de las 4 de la mañana, tenía las notas del móvil abiertas y ahí se podía leer….

“hay personas, gente y gentuza.

gentuza es esa mancha negra que vemos por el rabillo del ojo

(…) ahí bien lejos pero localizada

(…) las personas lota amigos

(…) hablaremos” 

Si eso, textual de mi móvil, no lo he escrito yo, ni tengo constancia de haberlo hecho, tienen que haber sido las musas. O los musos. Las muy putas, que cuando tengo la hoja en blanco delante, desaparecen. Y cuando estoy durmiendo, me dejan cosas así. Y digo cosas porque no es la primera vez que pasa. Esperemos que no sea la última. Que son muy putas, pero yo les tengo cariño.

Anuncios

6 comentarios sobre “Las musas son muy putas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s