A los del #APorEllos

A esos que enarbolan la bandera de España, algunas con el pollo. A esos que voz en cuello despiden a la policía militar que se dirige a Catalunya. A esos que gritan A por ellos. A esos. ¿Qué es exactamente lo que estáis pidiendo? ¿Golpes? ¿Disparos? ¿Encarcelamientos? ¿Todo?

Tanta violencia en tan pocas palabras. Tanto odio en tan pocas palabras.

Soy uno de Ellos. Quiero votar. Voy a votar. ¿A por mí? ¿A por mi vecina de 70 años que también va a votar? Me lo tomo como un ataque personal. Queréis que la policía venga a por mí por meter un sobre en una caja. Queréis que la policía, con armas, porras y un puto guanaco venga a por mí. Yo no. Yo deseo que viváis tranquilos. Y que nos dejéis vivir tranquilos. Porque no somos violentos. Porque no pedimos nada que no se haya hecho ya en otros países. Algunos lejanos. Otros cercanos.

No tengo porque aguantar, leer y sufrir con vuestra bilis. Con vuestro odio. Porque decís que queréis a Catalunya. Pero, para qué. ¿Para tener a por quién ir?

Voy a ir a votar. Espero conseguirlo. ¿Que si voy con miedo? Sí. Dais miedo. Me da miedo ir a votar y que me detengan. Me da miedo ir a votar y que haya una puta carga policial y nos peguen. Me da miedo que a un puto loco del A por ellos se le vaya la pinza y nos agreda. Me da miedo porque la historia nos ha enseñado qué hacéis con la gente que piensa distinto. Pero no os equivoquéis. No voy a dejar que vuestra campaña del terror cale hasta dónde queréis que lo haga. Voy a ir a votar igual. Y si me tengo que quedar ahí para asegurarme de que mis vecinos que quieren votar lo hagan, lo haré.

No dejes que el miedo sea tan grande que te impida seguir adelante.”

No he dejado de seguir a nadie por pensar distinto, porque creo en la diversidad y sé que es imposible que todos pensemos igual. Sé que nuestras experiencias de vida hacen que creamos una u otra cosa. Tampoco he “eliminado” a nadie de mis amistades por la misma razón.

Pero os voy a pedir un favor. No, os voy a exigir que si sois de los que quieren que vengan a por mí, salgáis de mis redes sociales. De todas. Os voy a pedir que si queréis que nos abran la cabeza, si queréis que nos detengan, si queréis que nos peguen o nos disparen, salgáis. Os lo voy a pedir si estáis achuchando a un cuerpo policial militarizado contra un pueblo desarmado.

Y no, no os gastéis. Don`t feed the troll es mi lema.

Anuncios